¿Por qué vamos a ver Arte?

Hace dos días asistí a la inauguración de la exposición “El tormento y el éxtasis”, con obras de Arte Latinoamericano, en Es Baluard, el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Palma, en Baleares.

IMG_6963
imagen propia. “El tormento y el Éxtasis”. Es Baluard

Este post no es para comentar las obras que conforman dicha exposición, hay personas mucho más preparadas que yo para hacerlo y ya han aparecido artículos sobre ella en publicaciones como Makma, la Revista Mito, o Huma3.

La exposición a la que me refiero está comisariada por Nekane Aramburu ( @nekanearamburu ), directora del Museo, con la colaboración de Gerardo Mosquera ( @GerardoMosquer1 ) y, aunque no era una visita guiada, durante la inauguración tuvimos el lujo de contar con las explicaciones de la misma comisaria e incluso de algunos autores de obras expuestas en la muestra.

IMG_6970
imagen propia. “El tormento y el Éxtasis”. Obra y autor en Es Baluard

Las explicaciones de la comisaria de la exposición siguieron durante todo el recorrido y, aunque eran básicamente para los representantes institucionales que asistían al evento, fue un lujo conocer en palabras de sus artífices, más detalles de la exposición. Lástima que poca gente se sumara a la escucha de esas explicaciones.

Justo me vino a la cabeza un tuit de Marta Pérez Ibáñez ( @arteblanco ), experta en arte,  sobre el hecho de hablar y que te escuchen

 

Aquí podría comenzar realmente este post. No es para hablar sobre una exposición o sobre un museo en concreto es para reflexionar sobre la sensibilidad, interés, motivos… de por qué asistimos a una muestra de arte.

No ha sido la primera vez que he sido testigo de hechos como el explicado anteriormente y me ha provocado algunas reflexiones: ¿realmente sabemos lo que significa conocer una muestra de arte explicado por sus autores o la persona encargada de comisariarla? ¿será que, en el caso de una inauguración, vamos porque no nos queda más remedio pero no nos interesa lo más mínimo lo que allí se expone? ¿será que lo encontramos interesante pero todavía lo es más lo que podamos hablar con una persona conocida y no podemos esperar a hasta el final? ¿será que puede interesarnos las obras expuestas pero no conocemos el trabajo que hay detrás de una exposición y no lo valoramos suficientemente?

IMG_6978
imagen propia. “El tormento y el Éxtasis”. Es Baluard

Este mismo tema lo comenté al finalizar la visita y parece ser que es normal, cuando hay un grupo, que la gente se disperse y hable y se desconcentre y no escuche. ¿Es normal??? No me gusta comparar porque siempre hay muchas peculiaridades diferentes pero recuerdo grupos enormes de japoneses en el Louvre (sí, es un caso distinto pero es un grupo que va a ver arte) siguiendo muy interesados a la guía que les explicaba las obras de las diferentes salas. Ninguno hablaba a no ser para preguntar sobre el cuadro que tenía delante. Puede ser que los deseos de visitar el Louvre o el hecho de asistir a una inauguración en tu misma ciudad no tengan los mismos alicientes pero sí deberían tener el mismo protocolo de actuación, la misma curiosidad al menos.

Y en la curiosidad incluyo querer conocer más sobre lo que se va a ver. ¿Leemos las informaciones que nos proporciona la institución cultural (cartelas, libretos…) ? En algunos centros han incorporado códigos QR para ver la información en nuestro dispositivo móvil pero aún así cuesta y pasamos rápidamente por delante de las obras sin más.

Según mi opinión, ¿cual es la causa, problema y solución de todo lo anteriormente expuesto? La Educación. Y no me refiero en tener una licenciatura o un grado o haber realizado un máster en Arte contemporáneo. Educación entendida como sensibilidad hacia el hecho artístico ya sea pintura, escultura, danza, música, teatro, performance y más. Un crack de la Cultura como Pepe Zapata ya hablaba de la necesidad de educación, refiriéndose a la danza, en una entrevista en este mismo blog  y lo ha mencionado en varias ponencias que ha realizado. Una educación para que se englobe el hecho artístico y cultural como algo habitual en la sociedad, que no se entienda como algo elitista o de unos pocas personas y que se conozca todo el trabajo que hay detrás y se valore como se merece.

ombra3
imagen propia. “El Tormento y el Éxtasis”. Es Baluard

Seguramente, si en lugar de quitar horas de docencia de la educación artística en los colegios e institutos  se hicieran leyes educativas que potenciaran el valor de la cultura desde muy pequeños, no serían necesarias investigaciones como la que realiza actualmente la misma Marta Pérez Ibáñez con su equipo de la Universidad de Nebrija,  sobre la precariedad de los artistas (podéis ver más información sobre este estudio y participar en él, en el artículo publicado en XTRart).

Seguramente, potenciando una mayor sensibilidad y respeto hacia los profesionales de la Cultura, no serían necesarias movilizaciones de trabajadores de museos, pidiendo mejores condiciones laborales, como las que hemos visto estos días en varias ciudades españolas. Los políticos y responsables también serían sensibles al tema.

Seguramente, si en los medios de comunicación apareciera más el arte y la cultura, estarían más presentes en el día a día, sería una cosa más cotidiana dentro de las familias, ciudades y pueblos.

Seguramente, con una mayor valoración y respeto hacia la Cultura, ya no sería normal que no se tuviera curiosidad por aprender más sobre la muestra sino que lo normal sería que se quisiera escuchar atentamente, se disfrutara y se tuviesen ganas de más.

 

 

Enhorabuena EL QUATRE!!

Este es un post algo especial. Puede decirse que es un “repost” ampliado con una dosis extra de admiración.

Y es un post que quería hacer ya hace un tiempo pero ha llegado justamente hoy, primer domingo de junio.

En realidad quiere ser un post de homenaje a una Galería de Arte que cumple 30 años. Solo por ese motivo, por llegar a cumplir 30 años (concretamente los han cumplido el 4 de abril), se merece un gran reconocimiento hacia sus responsables que son Xabier y Rosa, Rosa y Xabier. Grandes personas a quienes tengo la suerte de “conocer” un poco y a quienes admiro por su dedicación, su amor al Arte y su generosidad por compartirlo.

Desde sus inicios en Granollers, el 1986, han tenido como leit motiv el trabajo bien hecho junto con la innovación i la difusión del arte contemporáneo, buen trabajo que siguieron y aumentaron cuando se trasladaron a Barcelona para llegar a una mayor variedad de público. Por esta galería han pasado obras de Jordi Pintó, David Naylor,  Jesús Curiá o Marta Sánchez Luengo, entre muchos otros.

imagen: EL QUATRE
imagen: EL QUATRE

Pero por lo que también merecen ser reconocidos es por su adaptación y buen trabajo en las nuevas maneras de difusión del arte, con su web y sus perfiles en redes sociales. Lejos de esperar a que entraran los clientes, han hecho un gran trabajo por exteriorizar la Galería, por compartirla, en definitiva, por hacérnosla sentir un poco nuestra y todo con el máximo respeto por la obra y el artista. Un gran trabajo hecho sin ruido, poco a poco, con mucha interacción y logrando una fidelización que ya quisieran muchas grandes marcas. Tienen casi 5.000 seguidores en Facebook , más de 3.100 en Twitter  y más de 104.000 vistas en Google+  que han conseguido por ser tal como son y por su pasión por lo que hacen. También cuentan con perfiles en You tube , Pinterest  y Linkedin .

Para ver cómo trabajan basta leer esta frase en su web : ” Su misión (de la galería) es la de saber transmitir su amor y admiración por el trabajo de sus artistas”. Una misión que cumplen cada día y que han sabido transmitir, logrando que su público sienta lo mismo.

 

Una de las geniales iniciativas que han tenido para celebrar sus 30 años de existencia son sus 30 exposiciones, cambiando cada semana y como no, compartiéndolas también cada semana en las redes. Igualmente, nos hacen disfrutar con sus textos sobre Arte y Artistas, “Historiarts paralelas“, una magnífica manera de acercarnos a los grandes autores como si estuviéramos allí mismo, con ellos.

elquatre3
imagen: EL QUATRE

 

Hace un tiempo tuve la suerte de poder hacer una entrevista a Xabier, entrevista ya publicada en este blog, dentro del ciclo “EntrevistArte” (podéis leer el post original aquí) pero permitidme que la vuelva a publicar hoy porque creo que todo los que nos cuenta vale mucho la pena y deber ser tenido muy presente.

Entrevista a Xabier Fernández Gasulla

¿Porqué una galería? ¿Qué te aporta El Quatre?

La Galería no la inicié yo, la inició mi esposa Rosa, en 1986. Una Galería con todo lo que ello significa, es un modo de ganarse la vida, no le demos vueltas o…sí, de ganarse la vida. No es un hobby y lo remarco porque en este país, la profesionalización en este aspecto brilla muchas veces por su ausencia. Mi esposa la montó porque se quedó sin su trabajo de profesora y en casa éramos muy aficionados al Arte. La Galería que nos asesoraba en ese aspecto la ayudó a iniciar la aventura..
Durante todos estos años, aparte evidentemente de aportar unos ingresos, hemos conseguido la satisfacción de promover el Arte en una ciudad pequeña, de interesar a personas que no conocían el placer de disfrutar de obras de Arte originales en casa y de conseguir desmitificar el áurea, falsa en todos los aspectos que, durante muchos años ha rodeado este mundo…

El Quatre nació en Granollers pero hace poco os habéis trasladado a Barcelona ¿Pros y contras?

Granollers nos dio muchas satisfacciones, 27 años son muchos años pero las ciudades pequeñas tienen un recorrido y en este caso había llegado el momento de dar un paso más en nuestro trabajo y buscar nuevos retos. Fueron muchas las razones de todos modos, que nos llevaron a Barcelona y la parte comercial (economía) fue trascendental. Y la verdad es que… hemos mejorado, no todo lo que necesitábamos pero, al menos lo suficiente para seguir vivos.
Solo un problema, de tener el trabajo a 2 minutos de casa hemos pasado a tenerlo a 45 minutos y con el horario que hacemos el volver por las noches es duro. Sobretodo contando en que el horario es de lunes a sábado.

¿Son ahora tiempos de crisis o el mundo del arte siempre está en crisis? (exceptuando los grandes coleccionistas, claro)

La crisis…? Qué crisis..?…ja,ja,ja..Creo sinceramente que la verdadera crisis es de criterio, de educación y de cultura.
De criterio porque las modas efímeras priman sobre la calidad y no solo en las artes visuales sino en todas ellas en general. El criterio no es un asunto de masas, es algo profundamente individual.
De educación porque se ha delegado demasiado en las instituciones (o en los colegios) esa labor por motivos muy diversos….y la verdadera educación se hace en casa. De las instituciones públicas no espero ni he esperado nunca nada…
De cultura porque los que nos dedicamos en cierto modo a ella, no hemos sabido hasta ahora, comunicar con la gente y la barrera está costando de eliminar. La cultura no pertenece a las élites y los que trabajamos en ella tenemos la obligación de bajar un poco la cabeza y mirar el mundo que nos rodea. Las redes creo, son una buena oportunidad y empieza a haber algunos profesionales que lo están entendiendo así.

Habéis participado en #RAF3, Art Up en París o Art Madrid Feria. ¿Para qué son útiles las ferias de arte?

Hace más de 15 años que participamos en Ferias de Arte. El hecho de estar en una ciudad pequeña nos ha obligado a buscar la promoción mediante ellas. Seguimos creyendo en las Ferias de Arte porque ayudan tanto a la difusión de la Galería como de la obra de nuestros artistas. Es verdad que no son la panacea y adolecen de muchos problemas y defectos pero es lo que hay….
Y hago un aparte para comentar que con la fama que tiene Cataluña en el aspecto cultural, no tiene una Feria de Arte en condiciones, la tuvo pero las echamos a perder los mismos galeristas. Sin comentarios…

Galerías versus museos ¿Crees que tienen el mismo público?

Aunque tienen diferencias sustanciales y evidentes (el aspecto comercial), los Museos y las Galerías tienen una labor bastante parecida. Difundir y promocionar el arte y los artistas (con la ventaja de que las galerías son gratis). Dicho esto, el público tendría que ser el mismo. El problema es difundir la idea de lo interesante y enriquecedor que puede ser visitarnos.

¿El arte contemporáneo es todavía el gran desconocido?

No sé que es el Arte Contemporáneo… como lo delimitamos… y quien es capaz de delimitarlo…
Según algunos por ejemplo, nuestra Galería no tiene arte contemporáneo…y eso que tenemos artistas que no llegan a los 30 años de edad…El Arte en general es desconocido porque los medios de comunicación que se dedican al tema, lo han distorsionado tanto, que la gente ya no sabe a que atenerse y la idea de Arte se ha convertido en un ectoplasma…en una entelequia…

¿Un galerista lo es las 24 horas del día?

Casi, pero no es una excepción. A la mayoría de los profesionales de cualquier actividad, si la disfrutan y la aman, les pasa lo mismo. Creo que pensar en lo que te gusta no tiene mayor mérito. Incluso a veces es divertido…¡¡¡¡ En nuestro caso, como somos dos que estamos todo el día juntos (y la noche) ya forma parte de nuestra vida cotidiana. Hey… ¡¡ Pero también sabemos distraernos con otras cosas eh…

Comparando con los inicios de El Quatre ¿es más fácil llegar actualmente al público o, por el contrario, ahora hay demasiada información donde escoger?

Precisamente, ahora, es más fácil llegar al público. Los medios con los que contamos no son los de 1986 y hemos de aprovecharlos. Antes, la promoción era a través de notas informativas en prensa, publicidad en papel, teléfono, correo postal. Imagínate ahora. Con un “clic”, nuestro trabajo lo pueden conocer en el último rincón del planeta. El problema en el mundo de la Cultura es saber aprovechar razonablemente esa capacidad de comunicación y no es tan fácil, al contrario de lo que muchos piensan.
Si que es verdad que hay mucha información por eso, hay que ser muy cuidadoso en la forma de trasmitirla y sobretodo ser generoso con todo el mundo que se dedica a esto. Creemos profundamente en la comunicación corporativa…me refiero a que, cuanto más se hable de nuestro sector, a más público se llega..Y a veces…eso no se entiende. Porqué no va a gustarte la actividad de la “competencia”..¡¡¡

¿El arte es necesario para…?

El Arte es necesario..??? A ti que te parece que voy a decir…¡¡¡¡

¿Puedes hablarnos de proyectos futuros?

Si algo tiene El Quatre son proyectos. Exposiciones, Ferias, artistas jóvenes a promocionar…defender y reivindicar nuestro estilo….Nos quedan tres exposiciones para terminar la temporada y luego…nueva temporada.
A partir de Septiembre un otoño con tres muestras que serán fantásticas y novedosas. En nuestro estilo, de lo mejor que se puede enseñar hoy en día..
Una Feria en Copenhague, una en Estrasburgo. Quizás Río de Janeiro…
Planeando el año que viene con artistas españoles de gran calidad.
Un inciso para decir que en estos momentos los artistas españoles son de lo mejor que hay en el mundo….y lo digo con todo el conocimiento que me da haber visto muchísima obra de fuera de aquí..
En fin, que nuestro proyecto no tiene fin. Es divertido, enriquecedor, ilusionante…es fantástico.
Difundir esto, esto que llaman Cultura y que es en realidad, lo único que nos distingue un poquito de los demás seres que pueblan este planeta, ese, ese es nuestro proyecto.
Ahhhh..¡¡¡¡¡ y ganarnos la vida….¡¡¡¡

Y finalizo el post con un vídeo que EL QUATRE tienen en su perfil de youtube y que me encantó desde el primer momento en que lo vi. Espero que también os guste.

Xabier, Rosa – Rosa, Xabier…. ENHORABUENA!!

Por Teresa Miquel Sellés

Tiempo de Melancolía en CaixaForum Palma

Melancolía.
Según nos dice la RAE

Del lat. tardío melancholĭa ‘atrabilis’, y este del gr. μελαγχολία melancholía.

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que quien la padece no encuentre gusto ni diversión en nada.

2. f. Med. Monomanía en que dominan las afecciones morales tristes.

3. f. desus. Bilis negra o atrabilis.

Melancolia01
Texto Caixa Fòrum. Imagen propia

Pero cuando entramos en la exposición “Tiempo de Melancolía”, en el Caixa Fòrum Palma  (exposición organizada por la Obra Social La Caixa y el Museo Nacional de Escultura), para nada nos contagiamos de esa presunta tristeza si no que,  mientras realizamos el recorrido de la exposición,  las sensaciones que sentimos son de admiración por los artistas que han realizado esas obras, de comodidad por la museografía y de mayor interés por saber más sobre el tema. Si una muestra de arte consigue que al salir de las salas tengamos ganas de saber más sobre lo que en ella se incluye, podemos decir que ya ha triunfado.

Personalmente, cuando voy a una exposición debo tener el tiempo suficiente. Soy de esas personas que se detienen delante de cada obra y leen las cartelas con la información correspondiente. Por eso también doy mucha importancia en este post a los textos de esta exposición. Además de las cartelas al lado de cada obra, párrafos contextualizadores, colocados estratégicamente en algunas paredes de las salas, ayudan a introducirnos en las diferentes épocas que aparecen en esta muestra artística.

La exposición transcurre con un recorrido por dos plantas del magnífico edificio modernista en donde está ubicado el Caixa Fòrum Palma. Un edificio con mucha historia a sus espaldas que guarda en esta ocasión (además de su exposición permanente y otra temporal) la historia de la melancolía en la historia del Arte, desde el siglo XVI hasta el siglo XVIII.

melancolia02
Edificio de Caixa Fòrum (Palma). Imagen propia

 

melancolía04
Texto: Caixa Fòrum. Imagen propia
IMG_6041
Instrumentos siglo XVI. Imagen propia
melancolía06
Tratados sobre Melancolía, siglo XVI. Imagen propia

¿En qué lugar del cuerpo se encuentra la melancolía? Según Durero, aquí:

melancolía07
Autorretrato de A. Durero (1471-1528). Imagen propia

Pero la melancolía también tiene cosas buenas

melancolia08
Texto: Caixa Fòrum. Imagen propia

Y cuando parece que todo es blanco o negro, llega Rubens, con Demócrito y Heráclito

melancolía09
Demócrito y Heráclito (1603). P. Rubens. Imagen propia

Como símbolo europeo del vértigo melancólico, la Torre de Babel

melancolia10
Construcción de la Torre de Babel. P. Brueghel el joven, ca. 1559. Imagen propia

Se cree que en él se basó Tirso de Molina para su personaje “El melancólico”: Felipe II

melancolía11
Retrato de Felipe II, ca 1555. Antonio Moro. Imagen propia

Incluso Don Quijote se ve aquejado de melancolía

melancolía12
Imagen propia
melancolía13
II Parte Del Ingenioso Cavallero Don Quixote de la Mancha. M. de Cervantes. Imagen propia

 

“El hombre debe recordar que solo nació para morir”. Unión de cuna y sepultura, tema frecuente en la iconografía española de la época.

melancolía17
Niño dormido sobre calavera, siglo XVI. Anónimo. Imagen propia

Juego de iluminación, con Rubens

melancolía14
Ecce Homo. P. Rubens ca 1620. Imagen propia

Y avanzando en el tiempo…

melancolía16
San Pedro de Alcántara. Pedro de Mena ca 1663. Imagen propia
melancolía15
Sta. María Egipcíaca, siglo XVIII, L.S. Carmona. Imagen propia

 

melancolía20
Caixa Fòrum.Imagen propia

Muy interesante también el espacio infantil de la exposición, aunque creo que más de dos adultos también lo habrán experimentado.

 

 

 

 

 

Esto ha sido una pequeña muestra de lo que es la exposición. Recomiendo su visita…con tiempo.

Y para los que crean que los emoticonos de alegría, tristeza, asombro… son cosa moderna, acabamos con este “Estudio de cabezas” de Giovanni Lanfranco (siglo XVII)

melancolia17
Imagen propia